Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

8º CAPITULO CAZADORA

porfin, tras muchos meses, el octavo capitulo!


dias antes del baile...
-no se que le pasa…-susurre arreglándome la falda antes de sentarme en la hierba
-¿a quien?- pregunto Alex que acababa de llegar. Se sentó junto a Christy dándole un beso en la mejilla. Christy bajo la mirada
Detrás de Alex venia Dylan que sin decir nada se sentó a mi lado.
No conteste
-¿no vas a contestarle?-pregunto Dylan desafiándome. Le mire a los ojos. Se veía que tenía curiosidad. Hoy estaba guapísimo…
-no te preocupes-apresuro a decir Christy- seguro que no es nada
-¿a quien?-insistió Alex. De reojo vi como Dylan levantaba una ceja. Sonreí por mis adentros, sin mirarle
-a Benjamin…-oí como Dylan suspiraba y se  echaba sobre la hierba
-seguro que no le pasa nada-dijo Abie que se acababa de unir al grupo
-¿Qué no? Mira.- estire la cabeza para mirar por el prado. Ahí estaba: cuerpo fibroso, de hombros anchos, pelo rubio al sol. Estaba junto al equipo de futbol sonriendo y gesticulando algo que les estaba contando-¡Ben!-chille sin importar las miradas que recibí al hacerlo. Dylan se incorporo mirándome a mí y luego a Ben
Este se giro, me miro y se dio la vuelta haciendo un gesto con la mano como de disculpas.
-¿veis? Así lleva unos días…- nadie dijo nada
Silencio.
-bueno…-aventuro Abie- pronto es el baile de mascaras,¿con quien vais a ir?
Christy miro a Alex pero este no dijo nada. Mire a Dylan
-¿y tu Dylan?- Abie estaba empezando a meterse en terreno peligroso
-todavía no se lo he pedido a nadie-contesto arrancando briznas de hierba.
-¿y porque no se lo pides a Lizz?-silencio
Tierra trágame. Este es uno de los momentos en el que te gustaría poder tener un reloj que parase el tiempo durante una hora… o dos.
Tierra trágame, trágame, trágame
Mire de reojo a Dylan, tenia un leve rubor en las mejillas. Los dos lo estábamos pasando mal.
-la verdad, esque estoy esperando a que otra persona me lo pida…-susurre apartando la mirada. No sabia que decir, pero creo, que esto, era lo peor que podría haber dicho ¿y si Dylan me lo iba a pedir? No me había parado a pensar en eso. Es alto, guapo y no le faltaban pretendientas. Había estado tanto tiempo pensando en Ben, en por que me ignoraba, sus notas en clase… que no me había dado cuenta que la posible razón de porque me gustaba tanto estar con Ben era para que Dylan me viera con el.
Silencio. Más silencio. Que alguien diga algo. Mire a Christy en busca de ayuda
-creo que deberíamos ir yendo a clase- dijo Christy respondiendo a mi mirada
Dylan fue el primero en levantarse, cogió su mochila y se fue sin más.
Antes de entrar en clase vi a Ben un poco más atrás con los del equipo.          
-Ben…-dije acercándome
-¡Ey pitufa!- dijo un chico de pelo moreno con ojos oscuros que tenia Ben al lado. No dude en estamparle un tortazo- perdona...-dijo bajando la mirada avergonzada
Todos rieron, incluso Ben
-venga Robert, no seas bestia-dijo Ben agarrándome del codo y apartándome del grupo. Nos quedamos en el pasillo mientras que los demás chicos entraban en sus respectivas clases
Vi que Ben me miraba. ¿Ahora que le digo? Note un nudo en el estomago que hizo que me sudaran las manos
-veras-trague saliva. ¿Cómo me explico?- quería saber, bueno, esque estos días has estado muy raro conmigo y, quería saber si he hecho algo o que te pasa, porque, nose, me importas y no consigo entender, porque estas así conmigo…
No dijo nada. En vez de eso bajó la mirada avergonzado con las mejillas sonrojadas
-bueno…-dijo en el mismo momento en que el profesor williams aparecía por el pasillo
Al vernos sonrió e hizo una seña para que entráramos en clase
-adentro
Al sentarme note la mirada de Dylan sobre nosotros
A ultima hora de clase mi cabeza estaba apunto de estallarme ¿Qué le pasaba a Ben? Dios me duele la cabeza. Necesitaba saberlo
Le di un toque en el hombro
-dímelo Benjamin.
-luego te lo digo-susurró girándose hacia la pizarra
-¡Ben! Dímelo- suplique
-no es el momento
-necesito que me lo digas por favor
-bueno, la verdad, esque- y se quedo callado retorciendo el bolígrafo entre los dedos
-¡dímelo!-dije dándole otro toque
-¡ven conmigo al baile!-dijo levantándose de la silla
Todos callaron, incluso el profesor. Note millones de ojos.
Mire a Ben. tenia las manos fuertemente apretadas a los costados. 
Me hizo reír.
-señorita Elizabeth-dijo el profesor william carraspeando-puesto que el señor Benjamin ya ha interrumpido la clase, podríamos perder un poco mas de nuestro valioso tiempo en su contestación…
Miré a Dylan y apartó la mirada.
-por supuesto-sonreí sonrojada
Escuché el timbre y poco a poco todos se fueron levantando, sin antes echarnos una mirada.
Ben se acercó y me dio un beso en la mejilla
Al salir todos por la puerta, solo quedamos Christy y yo
Respire hondo y chillé. Más que un chillido de alegría fue un chillido de angustia
Christy se acerco tropezando
-¿Qué he hecho? ¿Qué he hecho?-grite dando vueltas por la clase
Christy se sentó en la mesa del profesor y esperó  a que me calmara
-¿mejor?-preguntó cuando me senté a su lado.- ¿me vas a decir que te pasa?
Asentí. Respiré durante unos segundos antes de reconocer:
-me gusta Dylan
Ahora era ella la que daba vueltas por la clase dando chillidos de lo irresponsable que era, que en que había pensado por haberle dicho a Ben que iría con el al baile y nose que cosas que deje de escuchar a los cinco minutos.
Después de un rato se sentó de nuevo a mi lado
Me expliqué despacio y cuidando cada palabra
-veras, no he estado segura hasta el momento en que me ha pedido que fuera al baile con él, pero creo que la razón por la que me gusta tanto estar y hablar con Ben es…
-porque querías darle celos a Dylan-continuó la frase. Me puso el brazo por encima y lloré.
Lloré hasta la última lágrima durante toda la tarde con Christy a mi lado. Era la primera vez que lloraba desde que llegue al colegio y me di cuenta que lo necesitaba y mucho.
Lloré por mis padres, por mi hermano, por Ben, por este estúpido colegio, por el baile, incluso por Christy por tener que soportarme y en el fondo, por Dylan.

Esa noche no dormí, pensé en los dos, en Benjamin y en Dylan. Pensé en las cosas que le había hecho a cada uno de ellos y me sentí culpable, muy culpable, demasiado quizá.
Pero algo me quedó claro: iría con Ben al baile, pasara lo que pasara y olvidaría a Dylan, como fuera.

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Que mona jaja
    ¡Lo sabía! Tenia el presentimiento de que acabaria enamorandose de Dylan!
    Genial el capitulo.
    Estoy deseando ver que pasa en el baile
    Un beso.

    ResponderEliminar