Páginas vistas en total

lunes, 18 de junio de 2012

15º CAPITULO CAZADORA


SIENTO MUCHO NO HABER PUBLICADO ANTES, POR ESO OS HE ESCRITO UN CAPITULO LARGUÍSIMO Y MUY INTERESANTE. ESPERO QUE VALGA LA PENA QUE HAYÁIS ESPERADO TANTO...UN BESAZO
* continuación capitulo anterior

15º CAPITULO CAZADORA


-ey, Lizz, ¿estas bien?-seguí andando y Dylan me agarró de la mano tirando para que parase.
Unos pasos mas adelante Alex le examinaba un corte que tenia Christy en el brazo
-Alex, ¿les consigues oir?- preguntó Dylan acercandose
-¿Cómo? ¿A quienes?-Christy confusa miró hacia todos lados pensando seguramente lo mismo que yo.
-A la directora, a Abie, a la guía.. A quien sea que este en el grupo de la excursión -Alex la agarró por la cintura con una sonrisa tranquilizadora
-Estan al norte, a 15 minutos de aqui- los dos hermanos se miraron. 
-Ahora vamos-dijo Dylan girandose hacia mí.
Miré a Christy que se encogió de hombros y empezó a andar agarrada de Alex.
-¿osea que teneis oido lobuno?- preguntaba Christy
Oí la risa de Alex mientras se alejaban.
Empezamos a andar hacia el lado contrario de donde habian ido Alex y Christy.
-Quiero enseñarte una cosa- dijo Dylan leyéndome la mente.
Llegamos al final del bosque.
Subimos sobre una roca que habia en el limite de los arboles.
Ante nosotros se extendía un paraiso.
No recordaba haber subido tanto, pero nos encontrabamos  casi en lo alto de la montaña con las nubes extendiendose bajo nosotros entre dejando ver  un pequeño rio que serpenteaba entre las colinas verdes. La montaña se erguia a nuestro lado con motas de nieve en lo alto. Me dieron ganas de llorar del espectaculo bajo nuestros pies.
Una rafaja de viento helador se metió entre mi abrigo poniendome los pelos de punta.
Me senté en la roca respirando aire fresco.
Dylan se sentó detras de mí con las piernas a ambos lados de las mias.
Me recosté sobre él, colocando su barbilla sobre mi hombro.
-Tengo miedo-susurré
-Lo se-dijo él- no podran haceros nada
-Sí que pueden, y tambien lo sabes- nos quedamos en silencio notando su respiracion contra mi espalda
-Escuché lo que dijo de tu hermano...
-Esperaba que no lo hubieras hecho...-me aclaré la voz- ¿crees que es verdad?
-No lo sé
-¿Y crees que mi hermano me lo contaria?-volví a preguntar
-Podrias probar a preguntarselo.
Extendió sus manos sobre mis piernas y yo se las cogí entrelazandolas con las mias.
-¿Por que todavia no me has preguntado si conocía a la mujer?-dijo derrepente.
-Nose si quiero saberlo-balbuceé mirando a lo lejos- lo que no entiendo es cómo me conocía, me llamó Lizz..
-Mucha gente te conoce-susurró sobre mi oido- es fácil
-¿El que? ¿Conocerme?-me giré y me encontré con su sonrisa- tampoco es que tu sepas mucho, listillo, asi que no te rias...
-Te gusta la noche llena de estrellas, el sabor del cafe, un abrazo, esconderte en la biblioteca para leer-me volví a recostar sobre él escuchando sus palabras sobre mi oido- el aroma de la mañana, marcar recuerdos en un libro, el amanecer, el olor a lluvia, los silencios, un buen libro, reirte...
-Vale, vale- suspiré rendida
-Te gusta pensar
-¿A que te refieres?
-Muchas veces te quedas en silencio, pensando en tus cosas, sentada mirando al infinito. A veces sonríes inconscientemente y otras bajas la mirada triste.  Te metes en otro mundo dentro de la cabeza, es lo que mas admiro de ti. Siempre he querido entrar en tu cabeza y ver lo que pensabas.
-La mayor parte de lo que pienso eres tú tonto- rió dulcemente- ademas, tu también lo haces-dije pensando- te gusta desaparecer por un momento, y que nadie sepa donde estas. 
Me gusta oirte tocar desde la puerta, cuando no te das cuenta y piensas que nadie te oye. Siempre que necesitas pensar vas a tocar, sólo, sin nadie que te moleste. Por cierto, tambien me gusta tu sonrisa, añadelo a la lista
Me dio un suave beso en el cuello.
-¿Crees que volveran?-seguí, pensando en la extraña señora.
No quería decirselo a Dylan, pero estaba asustada, asustada por mi hermano y quería hablar con él, abrazarle y decirle que le echaba de menos. 
-No te preocupes por eso.
-No Dylan, vendran, cuando estemos solas y...
-Nunca estareis solas-me cortó- con nosotros no podran haceros nada
-Te vas estas navidades, Dylan. Yo me quedo aquí, y espero que Christy por fín alla decidido irse con su familia, asi no la podría pasar nada
-Creo que deberiamos regresar, antes de que nos echen de menos- dijo cambiando de tema
Me ayudó a levantarme e hicimos el camino de vuelta en silencio con Dylan mirando a sus pies. Siempre hacia eso cuando estaba pensando.
-Muchas gracias por haberme llevado aquí-susurré mirando al suelo intentando no tropezarme
Dylan movió la cabeza saliendo de su ensueño y me miró
-Me alegro que te halla gustado- sonrió. Le agarré de la mano y él metió nuestras manos dentro del bolsillo de su abrigo.
-Algun dia tendremos bajo nuestros pies algo parecido-añadio mirando por ultima vez las nubes bajo nosotros- y no nos preocuparan los lobos, ni los cazadores... Estaremos tan altos que nadie nos podra tocar, seremos libres.
Le mire admirando aquel sueño que se reflejaba en sus ojos y me convencia de que aunque pareciera imposible, podia hacerse realidad.
Ese futuro junto a Dylan me daba fuerzas para enfrentarme a todo lo que intentara separarnos o hacernos daño.

Cuando alcanzamos el grupo de la excursion, muchas cabezas se giraron y susurraban mirandonos riendose.
Vi a Ben pararse en el camino mirandonos
-¿podemos hablar un segundo?-preguntó mirando a Dylan
-Claro
Dylan me dio un apretón en la mano para que siguiera andando.
Me quedé andando sola confundida.
Aceleré el paso dejando a Ben y a Dylan hablando y acercandome a Alex y Christy que estaban hablando en susurros con las cabezas juntas.
-¿Y desde cuando esta ella?-preguntaba Christy cuando llegué
-¿Quien es ella?
Me miraron sorprendidos
-La señora del bosque- contestó Christy mirando hacia atras- ¿que hacen Ben y Dylan habl...?
-No, no espera- la corté- ¿la señora del bosque? Volver a empezar
-perteneció nuestra tribu.-empezó Alex con un suspiro- Padre es quien controla a todos nosotros
-¿como un jefe?-afirmó mirando a nuestro alrededor-¿Hay mas de los vuestros por el mundo?
-¿Lobos? Por supuesto, tribus mucho mas grandes. Y también cazadores-agarró a Christy de la mano y yo me giré para ver Ben dándole un puñetazo amistoso en el hombro a Dylan- Dylan era de otra tribu, la otra de Londres Sus padres eran los alfas, hasta que les mataron y Dylan se quedó con nosotros, cambiandose de tribu.
-¿Se puede hacer?
-No en muchos casos, a no ser que lo ordene el alfa
-¿Lo hizo su padre? ¿No tenia familia con la que quedarse?
-Si, sus tios, la hermana de su padre y ahí es donde entra la señora del bosque
-¿Ella es familia de Dylan?-pregunté levantando la voz
-Si, y el ya tiene edad para hacer de alfa
-¿Que qué? No entiendo nada
-Lizz- dijo Christy- Dylan es hijo de alfas, esta en la tribu equivocada y quieren que vuelva .
-un momento, Alex, tu eres hijo de alfas
-Mis padres no estan muertos Lizz- contestó echando un vistazo atras
-Pero sois de diferentes tribus, sois alfas, estais enfrentados
Se encogió de hombros
Frené en seco esperando a Dylan y a Ben
-¿Por que nunca me lo habias dicho?- chillé a Dylan
-Creo que os dejo-dijo Ben mirandome con el ceño fruncido- nos vemos luego
Cuando Ben estaba lo suficientemen lejos para no escucharnos, agarré a Dylan del brazo y me puse enfrente para que me mirara
-me cuentas tonterias de cazadores y leches ¿y no se te ocurre contarme que esa señora es tu tia, que estas en otra tribu o que  eres hijo de alfas? Dylan, ¿estas loco?
-antes te he preguntado que si querias saberlo y me has dicho que no
-Cuentamelo- le exigí
-Mis padres pertenecían a la otra tribu de Londres. Mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo... Todos fueron alfas de su tribu, una tribu que desde decadas a estado enfrentada con cualquier otra tribu de Londres. Mis padres en el intento de pacificar las relaciones, se hicieron muy amigos de los padres de Alex, nuestras tribus llegaron a unirse. Hasta que murieron. Yo era pequeño, tan pequeño como para no acordarme. Y aqui estoy, no soy de su tribu, soy de la tribu de Alex, igual que él es mi hermano y mi familia.
-¡No me creo que no me lo hayas dicho! ¡Me he enterado por Alex! ¡Sabes todo de mi, Dylan por dios!
-¿pero que te pasa Lizz?
-¡Estoy harta de vivir en una mentira!- chillé antes de alejarme cuesta abajo.
A lo lejos se alzaba el colegio con su majestuoso tejado y rodeado de un prado lleno de flores blancas.
Los ojos me escocian pero no me permití llorar. Era nuestra primera pelea despues de 2 meses saliendo.
A unos metros me esperaba Christy con los brazos levantados.
-Se solucionará tranquila- dijo rodeandome con sus brazos.
Volvimos agarradas del brazo y sin pronunciar palabra.

Esa tarde mientras intentaba estudiar tumbada sobre mi cama, unos golpes en la puerta me sacaron de mi ensoñación.
-venga, entra y diselo- escuché la voz de Christy
La puerta se abrió y la sonrisa de Alex iluminó la habitacion.
-¿Puedo hablar contigo sobre ...?
-¿Dylan?-corté con una sonrisa.
Asintió sentadose a los pies de mi cama
-¿Te ha obligado Christy?
-Algo parecido.-Reimos durante unos segundos.-quiero contarte una cosa de Dylan- se quedó en silencio hasta que afirmé con la cabeza- nunca he conseguido acordarme de la llegada de Dylan a mi casa, siempre estuvo ahí. Como hermano, he aprendido de él, que no le gusta hablar sobre sí mismo y sobretodo de sus padres. Nunca les consideró sus padres y nunca le ha gustado hablar sobre ello. No se lo eches en cara. No quiere irse, el no es el alfa, es mi hermano. Se preocupa por los demas, por tí.
-¿por que me cuentas todo esto?- pregunte bajando la mirada
- Solo te cuento lo que a él le cuesta contar. No dejes que su tozudez os deje en esta situación, te quiere Lizz
-Y yo a él- susurré- ¿sabes donde esta?
-mm... No. Creo que me ha comentado algo de que esta noche iba al bosque con todos estos- dijo levantandose
-¿A qué? 
-¿A que va ser?-
-¿Tu no vas?
-yo no bebo-hizo una pausa mirando la habitacion- Nico estará por ahí por si la cosa se desmadra- me guiño un ojo y desapareció por la puerta.

Cogi una sudadera de christy y sali por la ventana hacia el bosque.
Alex me dijo que iban a estar cerca del tronco caido. Perfecto, sabia donde estaba.
Entré en el bosque y a lo lejos vi una hoguera acompañado de unas voces.
Tenia que encontrar a dylan para pedirle perdón, necesitaba que me perdonara por todo lo que habia pasado esa tarde 
Atravesé la oscuridad entre crujidos y sonidos de animales.
Estaban situados en un pequeño claro con troncos y una hoguera.
Estaban Ben y sus amigos alrededor de la hoguera con botellas en las manos.
Me escondi detras de unos de los arboles. Se escuchaba musica de algun sitio que no consegui ver.
Las amigas de kimberly bailaban moviendo las faldas del uniforme. Un escalofrio me recorrio la espalda.
Busque a Dylan, pero no estaba. Ni él, ni Kimberly.
Escuche una risa cerca del lugar donde yo estaba escondida.
Me dirigi hacia el lugar donde viendo a Ben mirando hacia mi direccion.
-ey-di un bote. Me gire. Nico estaba detras de mi con su mirada de superficialidad- ¿que haces aqui?
-Busco a Dylan, necesito hablar con el.
Escuche otra vez la risa detras de nosotros.
Nico me agarro del brazo
-no vayas-Tire para que me soltara
La luna se entremezclaba con las copas de los arboles iluminando la escena que tenia delante.
Espere hasta que mis ojos se acostumbraron a la oscuridad para ver a una pareja.
Reconoci a Kimberly al instante. Estaba con... ¿Con Dylan?
Me tape la boca ahogando un grito.
Kimberly agarraba del pelo a Dylan, que tenia la camisa desabrochada. Besaba el cuello de kimberly hasta llegar a sus labios.
-Elisabeth... Lizz, mirame- nico me agarro y me giro para que le miraba.
No le veia. No le veia mas alla de dylan besando a kimberly de la misma forma que me besaba a mi.
Las piernas me empezaron a temblar y cai sobre el barro.
Cerré los ojos.
Nico me levanto con facilidad.
Se me nublo la mirada, los oidos me pitaban y empece a notar un dolor que me perforaba el pecho.
-nicholas- paró de andar-Dejame un segundo
Me sente en la primera roca que encontre. Note como las lagrimas corrian por mis mejillas.
-no, no. no llores- me agarro de la barbilla. Me cubri la cara para que no me viera y segui llorando hasta que crei que no me quedaban mas lagrimas. Me dolia la cabeza y un ataque de hipo amenazaba con dejarme sin respiracion.
Debía llevar mucho tiempo llorando porque cuando por fin mire a nico, apenas podia hablar
-soy una idiota- dije por fin entre sollozos.  
Se acerco y me dio un abrazo malamente. 
-estaba borracho...-susurro 
Espere hasta que el dolor de cabeza disminuyera
-nunca debi confiar en el. siempre supe lo de kimberly. Ella siempre fue tan...-senti la necesidad de volver a llorar.
-no vale la pena-me corto antes de que empezara otra vez- mejor renunciar a algo que perderlo todo
-Él lo era todo para mi y lo he perdido-note que me volvia el ataque de hipo. Me mordi el labio- ¿tu lo sabias verdad? Los vistes, por eso me dijistes que no fuera-mire a lo lejos. el grupo de borrachos bailaba alrededor de la hoguera- debi hacerte caso
Dejó que llorara una media hora mas.
Al final me acompaño hasta el arbol
-¿estaras bien?-pregunto ayudandome a subir por el tronco
Nege y empece a subir por las ramas.
Cuando entre por la ventana, la lampara de la mesilla estaba encendida. Christy me esperaba sentada en mi cama
-¡¿que te ha pasado?! Tienes los ojos rojos e hinchados. ¿Has estado llorando?- me sente junto a ella en la cama.
-Necesito un abrazo de esos que sin palabras te hacen sentir que todo ira bien...-me abrazo tan fuerte que me quede sin respiración, y se lo agradecí
Eso era lo bueno de christy, le daba igual lo que hubieras echo, ella siempre te hacia sentir que todo iria mejor.
Cuando termine de contarle toda la historia, lloramos juntas hasta que nos quedamos dormidas.

“Sabras que decirle cuando le veas” recordé las palabras que me había dicho christy la noche anterior.
Respiré hondo y entré en el comedor.
Y ahí estaba yo. En medio de la nada buscandole como una idiota.
Vi a Christy contandoles algo a Alex y a Abie. A Ben, que tras darle un codazo a su hermana se quedaron mirándome.
Me dirigí hacia los bandejeros justo en el instante en que apareció él, detrás de mi. 
Tenia el pelo enredado, los ojos cansados con la ropa hecha un asco.
-Lizz, yo... Yo...- se paso la mano por el pelo con gesto nervioso. Me mordi el labio con fuerza reprimiendo las ganas de llorar- nose que paso ayer. Ben te vio cuando fuistes. Bebimos demasiado y... Y lo siento tanto. Perdoname por favor
-no pidas perdon dylan-le interrumpi con brusquedad. Tuve que agarrarme a la estanteria de las bandejas para no caerme al suelo- creía que lo que pasó en la montaña era una tontería, me comporté como una idiota, pero los dos sabíamos que no era para tanto como para estar en esta situación, o eso creía. creía en ti-la primera lagrima cayo por mi mejilla- pero ahora me he dado cuenta de como eres en verdad. Aunque te creia mejor. Te vi besarla, ya no puedo hacer nada. Me tenías engañada-me pase la manga de la chaqueta por la cara limpiandome las lágrimas.
Subi la manga de la chaqueta y me quite la pulsera que me habia regalado-cuando ocurre algo en la vida, es imposible mirar hacia otro lado y hacer como si nada hubiese pasado. No quiero que pidas perdon, ya me has hecho suficiente daño
-sabes que te quiero-susurró 
-y tu sabes que desearia que eso fuera suficiente-deje la pulsera sobre una de las bandejas. 
Levante la mirada y vi que todo el comedor nos miraba. Vi a kimberly con una sonrisa en la cara. Gesticulé con mis labios la palabra : «zorra» que hizo que se le borrara la sonrisa. 
Salí del comedor y empece a correr por los pasillos sin ningun rumbo.
Sin apenas respiracion, subi las escaleras hasta darme cuenta que habia llegado a la biblioteca. No había nadie. Escuche la campana que indicaba que empezaban las clases.
Corri hasta el ultimo pasillo de la habitacion y entre dos estanterias morbosas jure que no volveria a llorar por él. 

Note que alquien me agarraba del brazo
-Lizz- abri los ojos. Habia alguien agachado a mi lado. Me ayudó a levantarme. Me habia quedado dormida en el pasillo de la biblioteca. Mire a mi alrededor. Habia libros que no habia visto en mi vida.
Me dolian las rodillas y la cabeza me retumbaba.
-¡la he encontrado!-chillo el chico que me conducia por los pasillos repletos de estanterias
-no grites, me duele la cabeza-chisté cubriendome los ojos con la mano.
Pasamos por el ventanal. Afuera todo estaba oscuro y a lo lejos se veia la luna. Escuche otra voz que decia mi nombre y se lanzaba sobre mis brazos
-hemos estado toda la tarde buscandote-decia una y otra vez christy- gracias por tu ayuda benjamin. Tengo que ir a avisar a los demas.
-La llevo a su habitacion, entonces-me volvio a agarrar del brazo y juntos bajamos las escaleras.
Cuando llegamos a mi habitacion me gire para mirarle
-Tienes una cara horrible- dijo con una sonrisa
-siempre tan amable...- baje la mirada. Llevaba la falda y el polo arrugados y llenos de polvo
-vi lo que paso en el comedor. No viniste a clase y despues de las clases Christy vino pidiéndome que la ayudara, que no te encontraba, no cogias el telefono. Entonces recorde cuando me dijiste que te gustaba leer para meterte en un mundo diferente al nuestro y pense en la biblioteca...
-ya, lo siento. Nose que me paso. Fui a la biblioteca para estar sola. Todo esto...
-siento lo de mi hermana. Debi hacer algo. Debi avisarte cuando te vi en el bosque. Lizz, creo que todo fue por mi culpa. Fui yo quien propuso el plan y quien propuso invitar a Dylan para recordar los viejos tiempos. Fui yo quien empezo todo esto. Si no lo hubiera propuesto no hubiese pasado nada entre ellos
-¿en serio te estas disculpando por eso?- le mire con cara de asombro
-claro que si. Por eso, te han hecho daño y me importa- gire el pomo de la puerta
-no te eches la culpa Ben, estoy bien- dije mientras cerraba la puerta
Me quede junto a la puerta unos minutos hasta que escuche unas voces en el pasillo
-christy aparta-reconoci la voz de dylan- necesito hablar con ella
-no quiere hablar contigo dylan. Dejala en paz. Ya la has hecho todo el daño que podias-replico ella
-no te metas en esto christy. Aparta de la puerta por favor o te aparto yo
-ni se te pase por la cabeza-era Alex. Me acerque mas a la puerta para escuchar mejor- ella tiene razon, y lo sabes Dylan. Dale tiempo, no puedes reponer todo en un dia
-ni nunca- susurre por lo bajo justo en el momento en que christy abria la puerta. Mire a Dylan a los ojos. Abrio la boca para contestar a lo que acababa de decirle pero al instante la cerró
-ey lizz.¿ Que tal estas?-pregunto alex colocandose delante de Dylan. Me deje caer al suelo y cerre la puerta cuando christy pasó 
-gracias-dije cuando christy se sentó a mi lado. Me puso un brazo por encima del hombro. Me contó todo lo que habia pasado en clase despues de lo sucedido a la hora del desayuno entre dylan y yo. Cuchicheos, rumores y preguntas sobre si lo que dije significaba que Dylan volvia a estar en el mercado. Tambien tenia que ir al despacho de la directora al dia siguiente por faltar tres veces a las clases. 

Al dia siguiente me pase la mañana entera en el despacho de la directora bennet.
Llevaba el pelo perfectamente cortado a la altura de las orejas, sin que ningun pelo sobresaliera. En todo el tiempo que se paso hablando llege a pensar que era una peluca y tenia que morderme la lengua para no preguntarselo.
Me pidio explicaciones sobre mis tres faltas a las que yo le menti y le dije que tenia muchos dolores de cabeza.
Me recomendo pasarme por la enfermeria, no sin antes castigarme este fin de semana sin ir a la ciudad, ni siquiera podia salir del recinto del colegio ya que no habia avisado antes de mis dolores de cabeza.
Al salir por la puerta avisté a Alex entre los chicos que salian de las clases.
Me miro con una mirada que al instante supe que pasaba algo.
-¿que ha pasado?- pregunte cuando christy y él se acercaron
Se quedaron en silencio mirandose.
Alex cogio los libros que llevaba Christy en las manos y se alejo por las escaleras que llevaban a las habitaciones.
Me agarre del brazo de Christy y salimos a dar una vuelta por los alrededores del colegio
-veras- se aclaró la garganta- nose si debo decirtelo..
-dimelo- dije segura- por favor 
-se ha ido-contestó- Dylan se ha ido
La mire un instante para ver si decia la verdad
-no lo entiendo
-ayer por la tarde vino a preguntarme que porque no cogias el movil y te buscamos en la habitacion y preguntamos a nico pero tampoco sabia donde estabas y cuando ben te encontro en la biblioteca, fui a decírselo para que no se preocupara y vino a hablar contigo, bueno eso ya lo sabes. Alex me ha dicho que despues de eso, metió todo en su bolsa y  le dijo que se marchaba y esta mañana no ha aparecido. No sabemos donde ha ido.
Me quede unos minutos pensando
-nos vemos luego-grite corriendo hacia el colegio. Entré en su habitacion dando un portazo.
-¿donde esta?
Alex levanto la mirada del cuaderno donde escribía.
-se lo mismo que te ha contado Christy -dijo encogiendose de hombros.
-no, no, no- replique sentandome en una de las camas- tienes que saberlo. Eres la unica persona que lo puede saber. Dylan no se iria sin decirte nada, eres su hermano -me mordi el labio- ayudame Alex
-de acuerdo- dijo con un suspiro- cogió todas sus cosas y me dijo que te entregara esto-se levantó y me entregó un papel. No lo abrí- aunque no lo crees, él tambien esta mal
-¿donde ha ido?- volvi a preguntar
-no lo se- se levantó de la mesa y se sentó a mi lado en la cama apoyandose en la pared- solo me dijo que nos veriamos estas navidades-suspiré y me coloqué a su lado- ¿le quieres?
La pregunta me sorprendió pero conteste inconscientemente:
-mucho-noté un nudo en la garganta
-se como te sientes- vi que miraba a través de la ventana- me moriría si perdiera a Christy
-¿por que solo piensas en la muerte cuando estas con Christy?
-porque cada segundo que paso con ella es tan perfecto que preferiría la muerte antes de estar sin ella
Miré la carta que tenia en la mano. Bajé las escaleras sentándome en el ultimo escalón.
Al abrirla un objeto resbaló golpeando contra el suelo.
Era la pulsera que Dylan me había regalado.
Con sumo cuidado abrí el papel:
“Nunca se me dio bien escribir, tengo faltas de ortografía y con frecuencia confundo las palabras, sabes que  me cuesta expresar mis sentimientos y jamás le di valor a las cartas, ni si quiera sé cómo empezarlas… 
Por mucho que me duela o por mucho que no quiera a partir de hoy no me queda más remedio que empezar a olvidarte, de tus ojos, de tus miradas, de tus lágrimas, de tu sonrisa, de tus labios, de tus besos, de tus caricias, de tu voz, de tus te quieros, de tu mal genio, de lo cabezota que eres, de tu olor, de tus abrazos, de las promesas que no he podido cumplir, del sueño que quise compartir contigo, una ilusión, de enfadarme contigo por tonterías, de nuestros paseos, de las horas muertas que hemos pasado juntos sin ni siquiera hablar solo sintiéndonos juntos.
Teníamos una historia increíble, una historia que era envidia de mucha gente, ahora me he dado cuenta de que mucha gente nos tenía envidia, envidia de que dos personas tuvieran una historia tan grande que ellas en su vida conocerán, una historia que empezó gracias a ti y que por mi culpa ha acabado… 
Quisiera decirte tantas cosas a la cara. Pero lamentablemente no me queda otra que escribirte estas palabras en un papel que no entiende bien lo que pasa, pero la única razón es porqué no podría hacerlo de otra forma. Pero ahora me toca decir todas esas cosas que dije a toda esta gente a la persona más dificil y en la situación más dificil: a mi mismo. No logro entender como funciona exáctamente el universo, pero sí se que hay algo que me cuida y me pone cerca de mucha gente.
Tal vez a muchos les funcione odiar para olvidar. Para mi el odio es una forma más de recordar. Pero hay algo más importante que mi orgullo: lo que te prometí.Prometí no mentirte. Y eso me juega en mi contra ahora. Me mata. Porque podría salir de esto por el camino más fácil de no haberte prometido algunas cosas. Pero lo hice. Y a pesar de que podría quitar esas promesas con todo el derecho del mundo, no puedo. Porque no te voy a dar la posibilidad de que digas: “Me fallaste”…. Nunca.
no te pido que me perdones, preferiría que no lo hicieras
Quédate con la pulsera, es tuya
D. ”
Corrí a mi habitación y con Christy sobresaltada por mi llegada, metí la pulsera en el cajon de mi mesilla cerrándolo con fuerza.

17 comentarios:

  1. Pensé que habían borrado el blog porque lo tenñia en favoritos y decía que el blog ya no existía pero eso, una cosa me cambié el nombre y en vez de llamarme Marta... ahora me llamo solamente Merrick y puede que lo cambie por Merrick Pointe du Lac(solo para avisarte)...

    ResponderEliminar
  2. cazadora!!! q susto me he dado con la desaparicion de tu blog de mis favoritooos pero bueno, ya lo he encontrado, ya estoy tranquila jajaja un capitulazooo, no se como describirlo PERFECTOO, me encanta cuando estan en la montaña viendo el paisajeeee... bueno sigue escribiendo que no puedo soportar q hyan discutidoooo aunq el muy cabroon... mira q besarse con kimberly!!!

    ResponderEliminar
  3. :O :O :O buenisimo !!! porfiss no tardes mucho en escribir !!! sta GENIAL quiero saber mas !!! . Por cierto nuevos caps en mi blog : biblioteca-interesante.blogspot.com y otra cosa, estoy haciendo un nuevo libro con una amiga en este blog : historiasdeunalokalokisima.blogspot.com pasate !! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. luciaa! muchisimas graciass, genial tu bloggg espero impacientementee. un besazo

      Eliminar
  4. Hola, soy Belkat, no se si m recuerdas d la pag d the mortal instruments news en español. Bueno pues como t dije q m los iva a leer pues lo hice y WAUUU, M HE ENGANCHADO AL LIBRO!!:) M gustq mucho solo hay una cosa q me gustaria decirte, una sujerencia: quiza deberias alargar las descripciones o añadir sucesos sin importancia para hacer la historia mas completa. Por lo demas, sigue escribiendo tu historia y no cambies pues es una buena idea y las buenas ideas bien desarrolladas son las q triunfan ( por dios, menudoo discursillo t he acabado d dar, eehhhhhh:3 jejeje!!)
    Pues bueno... un beso(x cierto, sabes cuando tendremos el siguiente capitulo???)
    By Belkat;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ola belkat, muchisimas gracias, lo tendre muchisimo en cuenta, el siguentee pues pronto espero, mientras tanto, paciencia. un besazo

      Eliminar
  5. Una pequeña sugerencia: podrias explicar que tienen de especiales los cazadores, si poseen habilidades especiales, si usan armas, etc. Es para entender mejor la historia. Me ha encantado el capitulo, me muero por saber que pasa con Dylan y Lizz ;)

    ResponderEliminar
  6. O mi dios esta buenísimo..... Hoy resien leí esta historia y me muero por saber cm sigue!!, me encanta!!! Por favor o demores en publicar el siguiente capitulo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias victoria, prontito lo prometo, y pasaran cosas muy interesantess.. un besazoo

      Eliminar
  7. Holaaa,me llamo moni :) soy una FIEL seguidora de tu noveee :) sé que nunca he comentado, la verdad es que no sabia como :S pero llevo siguiendo tu historia desde un principio, todos los días me meto para ver si subes nuevos caps ^^ me encantaron los ultimooos, siguela pronto por favooor!
    Muchos beesos;)moooni:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ola moni! que ilusion, me alegre muchisimo, prometo el siguiente pronto, y de nuevo disculpas por no aber subido este verano, pero no he tenido mucho tiempo, de recompensa, prontocapitulos muy interesantes.. ya vereiss :3 un besazo

      Eliminar
  8. Hola soy una seguidora de the mortal instruments news en español. En un comentario pedias opiniones, pues la verdad es que me encanta. Escribes genial y la historia es de esas que te dejan con ganas de más. Sigue así. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias, por favro sigue leyendo el blog. un besazo

      Eliminar
  9. hola!dios este capitulo me ha hecho llorar cayo guarra jajaja sube pronto por favor!!quiero saber lo que pasa en el siguiente y si lo encuntra please!sube pronto y haber si me sacas otra lagrimilla de esas jajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el proximo, en poco, un verano un poco liado :s lo siento, ay uno que me saco lagrimas a mi, pronto tambien. un beso y gracias por todo

      Eliminar