Páginas vistas en total

domingo, 26 de junio de 2011

3º CAPITULO CAZADORA

Christy.
Conocía a Alex desde hacia varios años y siempre habíamos sido muy buenos amigos, al  principio, era  como mi hermano, pero  un día empecé asentir algo más por él.
Me encaminaba por el pasillo hacia los jardines cuando al girar una esquina le vi delante mio.
No dudé en correr hacia él. Salte sobre sus hombros y exclamé:
-¡Alex! No me has llamado en todas las vacaciones- yo tenia mi brazo sobre su hombro y, con cuidado se lo quito y con un ligero movimiento de muñeca me coloco frente a él.
-tú tampoco-soltó.
-te llame y tenias el móvil apagado, así que me tenias que haber devuelto la llamada.
-lo siento no lo vi, por cierto, ¿que has hecho en vacaciones?
-si me hubieras llamado lo sabrías-conteste
-anda no te enfades y cuéntamelo-me pidió con esos ojos a los que no me podía resistir. Empecé a contarle que había hecho un crucero por las islas griegas y le conté todo con detalle. Como estaba sumergida en mi historia no me di cuenta de habíamos llegado al jardín y nos habíamos sentado uno frente al otro. Cuando termine mi historia pregunté:
-¿y que has hecho tú?
-pensar en ti-y no se como al segundo siguiente sentí como sus labios rozaban los míos y nos sumergimos en un  perfecto y profundo beso.
-¿interrumpo algo?-oí  de repente, apartando bruscamente a Alex viendo como Lizz nos miraba.
-yo creo que mejor, nos vamos a comer y les dejamos a solas-vi a Dylan apareciendo detrás de ella y mirando a Alex con cara sorprendida pero con una sonrisa.
-vale-dijo Lizz y se fueron sin decir nada más.
-te invito a comer-dijo Alex.
-pero si es gratis- dije riéndome.
-ya pero sonaba mas romántico-contesto con cara burlona, nos levantamos y nos dirigimos hacia el comedor.
Mientras comíamos Alex me pregunto cosas sobre Lizz y yo le contestaba sin saber muy bien para que quería saber tanto sobre ella

Lizz.
Al final Dylan y yo nos fuimos hacia el prado sin tener hambre ninguno de los dos.
A medida que caminábamos me quite la coleta y deje que el viento me enredara un poco el pelo.
Mire a Dylan. Él me estaba mirando sonriendo
-¿Qué?-susurre apartando la mirada avergonzada
-¿te gusta este sitio?
-bueno, es donde estudio mi madre, supongo que me recuerda a ella- conteste mordiéndome el labio para no llorar.
-lo siento, no quería…-susurro Dylan bajando la mirada
-tranquilo, supongo que no pasa nada. Igualmente no quería venir aquí. Quería quedarme en suiza con mi hermano, pero el no podía. Tiene que estudiar.
-no le eches la culpa, tampoco se esta tan mal
-nose… ¿desde cuando estudiáis tu y Alex aquí?- pregunte intrigada
-desde… los trece. Vamos, desde que tuvimos la edad para poder entrar-contesto haciendo cuentas con los dedos- igual que Christy
-¿y Christy y Alex…? Me refiero… ¿desde cuando se gustan?
-pues… desde, más o menos, desde que Christy entro por primera vez en la clase hace 3 años- dijo sonriendo al horizonte
-¿y desde entonces son novios?
-¡uy no! Que yo sepa son novios desde hace un rato. Era cómico verles juntos. La forma en que se miraban, se hablaban… pero ninguno se atrevía a decir lo que sentía por el otro, aunque todos lo supiéramos-soltó con una carcajada. Habíamos llegado a la puerta de entrada.-bueno, ¿nos vemos mañana en clase?
-claro- conteste con una sonrisa, volviéndome a hacer la coleta

Por la noche Christy me estuvo hablando sobre anécdotas del colegio, normas y sobretodo de Alex
-nose, es diferente a todos…-susurro Christy tapándose la cara con la almohada avergonzada
Su móvil sonó sobre la mesilla. Un mensaje
-¡es Alex!-gritó saltando sobre mi cama
-¿enserio? ¿¡Que dice!?-chillé
-¡qué si me siento con el en clase!-
-pero Christy…
-lo se, lo siento, me sentaba contigo… por favor, llevo esperando 3 años, por favor- se arrodillo
-Christy, Christy, tranquila ¡claro que puedes! No te preocupes por mí. Podré sentarme con otra persona
-¿enserio? ¡Gracias, gracias, gracias! Puedes sentarte con Dylan…
-¿Qué? ¡No!-exclame sin pensarlo
-¿Por qué? Es guapo, listo y además no tiene a Alex para sentarse con él.-dijo ella arqueando la cejas
-nose que insinúas, pero sólo me sentare con Dylan, si la silla que tiene al lado es la única silla en toda la clase que este libre. Y hay tan pocas posibilidades, que se puede decir que es imposible.-dije apagando la luz de la mesilla
-ya veremos

Efectivamente, Christy tenía razón. La clase estaba al completo exceptuando la silla que había junto a Dylan.
Me senté colocando los libros con fuerza sobre la mesa. De reojo vi como Dylan apartaba la mirada y movía la cabeza de un lado a otro sonriendo
-nose que te hace tanta gracia, pero me estoy empezando a hartar de tus sonrisitas-dije enfadada
-¿el primer día y ya os peleáis?-la cabeza  de Alex asomo entre nuestros hombros
-¡déjales!-rió Christy por detrás
al empezar la primera clase, christy me paso una nota:
"tenia o no razón?"
"has hecho trampas, es injusto"conteste molesta
"no te enfades. si fuera otro chico te comprendería. pero tienes a unos de los chicos mas sexis a tu lado"
"no influye en mi decisión" mire de golpe a dylan. él aparto la mirada de golpe mordiéndose los labios para no reírse.la había leído
se la pasé a christy
-no es bueno cotillear las cosas que no son tuyas-susurre entre dientes
-¿y si esas cosas van sobre ti?
resoplé con fuerza y le ignore durante todo el día
Tendríamos dos horas de clase por la mañana un descanso de 15 min. Otras dos horas de clase, comida, descanso de 1h 30 min. Y las ultimas dos horas. Y todas ellas impartidas por el profesor Brown
Tras las clases tendría 1 hora de caballo con la profesora Taylor junto con Kimberly y unos cuantos chicos más que no conocía.
Nos asignaron un caballo a cada uno para todo el año. El de Kimberly era un semental que su padre le había comprado y pagaba un dineral por mantenerlo en los establos del colegio.el mio, una hembra de color chocolate llamada Diana
-he visto que te sientas con Dylan en clase-Kimberly se había acercado por detrás mientras que desmontábamos en los establos.
-sí, ¿te importa? ¿Debería pedirte permiso?- pregunte a la chica que iba corrigiendo a todos los presentes si se equivocaban
-ten cuidado con lo que dices y con quien te relaciones niña idiota o seré yo quien se ocupe de que estés fuera de este colegio en pocas horas
-¿tú o tu padre?-todos los niños que había en ese momento en el establo se dieron la vuelta, escuchando nuestra conversación
Kimberly se acerco a mi oreja, y hablo tan bajo que solo yo pudiera escucharla
-me estas empezando a cansar mucho. Te has ganado la atención de los que están a tu alrededor, pero que sepas que será la ultima vez que lo haces. ¿Quieres guerra? Pues tendrás guerra
-no me das miedo niña pija-dije con fuerza
-tu mantente alejada de Dylan niña idiota-susurro. Dicho esto salio por las puertas del establo con su pelo pelirrojo moviéndose de lado a lado y añadió-por tu bien
“Tendrás guerra” dije para mis adentros.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me gusta que Lizz no se corte si Kimberly quiere guerra la tendrá!
    Me gusta mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la relacion amor/odio de dylan y lizz <3 me encanta !! se que llego un poquito tarde... pero bueno , me estoy leyendo todos los capitulos seguidos , me encanta sigue asi

    ResponderEliminar
  3. nube, es lo k todas ubiesemos echo no?? un besito! pronto el siguiente capitulo!

    ResponderEliminar
  4. lucia, me encantan los comentarios, y sobretodo a mi tambn me encantan la relcacion de DYlan y Lizz tengo muy buenas idea preparadas para ellos, muchisimas graciass, un besazo

    ResponderEliminar