Páginas vistas en total

jueves, 30 de junio de 2011

4º CAPITULO CAZADORA

4º CAPITULO
Lizz
-¿enserio te ha amenazado?- preguntó Christy dando saltitos por los pasillos de la biblioteca
-¿Quién ha amenazado a quien?-Abie acababa da aparecer con su pelo rubio agarrado en una trenza y con un montón de libros entre las manos
-¡Kimberly a Lizz!
-bueno, mas bien nos hemos declarado la guerra mutuamente-aclare sentándome en una de las mesas
- que fuerte. No llevas ni una semana y ya estas metida en problemas- dijo Abie sentándose a mi lado
- nose porque tenéis que hacer o moveros como ella quiera. Es una simple niña mimada  que le gusta llamar la atención
-shhhhh-siseo un chico que había en la mesa de al lado. Le conocía. Se sentaba delante de Dylan y mío en clase pero no consigo recordar su nombre…
-sí, una niña mimada y con mucho mucho dinero. Puede hacer todo lo que le da la gana con él.-interrumpió Christy buscando a alguien con la mirada
-me da igual. No va a venir ahora una niña y decir que tengo que hacer
-¿sabéis que mañana tenemos un examen de biología, no?- Alex apareció con un montón de hojas con imágenes y texto subrayado
-es tipo test Alex, tampoco será tan  difícil- dije cerrando el libro y colocándome los cascos del ipod
Alex dijo algo en respuesta pero no llegué escucharle

Por la mañana me desperté antes de que sonara el despertador. Me puse el chándal y salí fuera del colegio.
Había un par de chicos que llevaban el chándal y corrían alrededor del colegio.
Me senté debajo del árbol que había junto a la puerta y leí la carta que me había mandado mi hermano.
Todo va bien… para él.
-hola
La carta se me calló de las manos
-lo siento no quería asustarte-era el chico de la biblioteca. Tenia el pelo castaño claro, casi rubio. De ojos azules y piel morena. Llevaba unos pantalones negros de deporte con una camiseta blanca- me llamo Benjamin. Me siento delante de ti en clase…
-sí, si me acuerdo, yo me llamo Lizz- le  interrumpí. Estaba de pie agarrando unas bolas o pelotas rojas en las manos
-lo se, eres la nueva.-aclaró-¿puedo sentarme?
-claro-recogí la carta y me la metí en el bolsillo del pantalón haciendo hueco a mi lado en el tronco. Él se sentó con una pierna flexionada y la otra estirada
-¿quieres?-me ofreció una de las bolas rojas. Las reconocí
-¿manzanas?-le cogi una de la manzana que me ofrecía con cara de asombro- ¿de donde las has sacado? No se pude entrar en la cocina
-tranquila, son del árbol del patio de dentro-dijo dándole un mordisco a su manzana- ¿Cómo es que te has levantado tan pronto?
-nose, me gusta como huele el aire por la mañana, ver despertar la naturaleza o lo mejor de todo: desafiar a mi despertador haber quien se levanta antes ¿tu?
- salgo a correr por las mañanas-consiguió decir entre risas-¿Qué tal llevas el examen?
-bien…
-no has estudiado ¿no?-pregunto levantando las cejas
-esque nose que hay que estudiar. Es un examen raro. Yo no estuve aquí el año pasado y no se que habéis dado
-podrías haberme pedido el libro del año pasado y habértelo mirado o haber ido a la biblioteca a echar un vistazo-lanzó lo que le quedaba de la manzana por encima del hombro.
-ya, supongo. Debería estar estudiando ahora.-dije en el mismo momento en que sonó la campana
-un poco tarde, hora de ir a desayunar- me levante refunfuñando.-suerte en el examen
-no creo en la suerte-dije sin pensar mientras que  nos encaminábamos hacia la entrada
-¿no? ¿Por qué?-preguntó sorprendido
-no entiendo el significado de lo que llamamos suerte. No es un objeto, persona o animal,  no es nada. Creo en las señales, en dios y en las coincidencias pero no en la suerte-aclaré
-es interesante el modo en que piensas-dijo él antes de separarnos a nuestros respectivos pisos- pues que te valla bien en el examen
-igualmente-grite corriendo escaleras arriba

El examen era a segunda hora. Dylan estaba sentado a mi lado mordisqueando nervioso su lápiz. Alex y Christy hablaban tranquilamente detrás. Y delante tenía a Benjamin y a su lado a Abie que le ignoraba.
Leí el examen. Madre mía, ¿Qué es esto? Me empecé a agobiar. ¿Se puede sacar un 0 en un examen?
Pregunta uno. Umm C. recibí una patada en la espinilla que casi me hizo chillar del dolor.
Dylan me miraba negando con la cabeza. Gesticuló la letra B con las manos. Borre y corregí
Así nos pasamos los quince primeros minutos. No podía dejar que me siguiera soplando, así que me gire hacia el lado contrario para que no pudiera leer mi examen.
Miré como las nubes grises pasaban por la ventana. Iba a llover.
Alguien carraspeó por la bajo llamando mi atención. Me puse recta y vi como Benjamin señalaba a su examen con el lápiz levantando exageradamente las hojas para que yo pudiera ver.
-¡copia!-susurró por lo bajo
Quedaban 10 minutos de clase y el profesor Brown estaba sumergido en un libro de criaturas marinas del pacifico mientras que yo le copiaba el examen de Benjamin cambiando tres o cuatro preguntas para que no se dieran cuenta de que había copiado.
Acabó la clase y había conseguido completar todo el examen.
Sonó el timbre para el primer descanso y todos los chicos se levantaron dejando los exámenes sobre la mesa del profesor.
Me levante cogiendo mis libros y salí corriendo detrás de Benjamin dejando mi examen sobre la mesa del profesor Brown.
Estaba apunto de cruzar la puerta cuando me choque con Dylan tirando todos mis libros por el suelo
-mierda-susurre. Los dos nos agachamos para recogerlos
-ten más cuidado- gruño con enfado dándome los libros con fuerza
-¿Qué le pasa a ese?- pregunto Christy cuando Dylan se había alejado por el pasillo
-¡no lo se! Nos vemos luego- grite mientras que corría tras Benjamin.
Por fin le ví andando por el pasillo junto al comedor.
-¡Benjamin!- resbalé agarrandome a su brazo- dios mío, Benjamin
-¿estas bien?- me agarro del brazo y me saco por la puerta principal. ya empezaba a oler a lluvia
-dios mío, Benjamin. Muchísimas gracias. No se que habría hecho sin ti. Te prometo que la próxima vez estudiare
-no te preocup…
-¡Benjamin!- Kimberly se acercaba a paso rápido hacia donde estábamos nosotros- ¿Qué tal el examen?
- muy bien. Muy fácil- dijo mirándome con una mirada burlona- ¿y a ti?
-también muy bien. Nos vemos luego- y se fue sin decir nada más
-¿Por qué siempre tiene que ir al lugar donde este yo para molestar?- pregunte irritada y sin ninguna razónn
-¿molestar? Ha venido a preguntarme por mi examen. Ya sabes, cosas de hermanos
-¿sois hermanos?
-¿no lo sabias?- pregunto sorprendido
-lo que faltaba…-susurre

5 comentarios:

  1. wow esta super iteresante!
    cuando subes el proximo???
    se me acaban las uñas pa morderme...

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Jajaja ¿hermanos? Pobrecita lo que le faltaba...
    Ya estoy deseando el siguiente...!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. hermanos ? jaja uff..... pobre.... un beso , lo haces muy bien sigue asi

    ResponderEliminar
  4. muchisimas gracias, cuando tenga tiempo el siguiente!

    ResponderEliminar
  5. Jajajaj pobre Lizz. Estoy deseando saber que es lo que pasa en ese colegio, tiene que haber un misterio y de los gordos. Me encanta esta historia, es adictiva.

    ResponderEliminar